¡Envío gratis temporalmente! | Debido a la alta demanda en el servicio postal, la entrega puede tardar más de lo habitual

NUESTRA HISTORIA

La Casa de los Ratones está hecha a mano por la artista Karina Schaapman (1960). Karina quería hacer un libro infantil. No con dibujos, sino con fotos de las escenas de su Casa de los Ratones. Ya se había inventado la historia de Sam y Julia. 

EN EL 2008 KARINA EMPEZÓ A HACER LA PRIMERA CASA DE LOS RATONES 

La construyó con cajas de cartón y materiales de desecho. Habitación a habitación, el mundo de los razones fue creciendo y haciéndose más real. Después de 3 años acabó la primera casa. La Casa de los Ratones originales mide tres metros de alto y dos metros de ancho. En 2011 llegó el momento; el sueño de Karina se hizo realidad. Se hicieron fotos a su Casa de los Ratones y se publicó el primer libro infantil. Desde entonces ya hay diecisiete libros y la Casa de los Ratones originales es una pieza de museo.

EL MUNDO DE KARINA

La casa de Julia está basada en el apartamento de Karina cuando tenía ocho años y vivía con su madre. Esta casa llena de amor y de creatividad es la base de La Casa de los Ratones. Muchas de las historias de La Casa de los Ratones están basadas en la juventud de la creadora e inventora Karina. Karina es la hija de una madre soltera, que emigró a los Países Bajos desde Indonesia. El ambiente amoroso de la casa contrastó a veces con la discriminación y antagonismo que experimentó fuera de casa. Con La Casa de los Ratones, Karina crea un mundo inclusivo que se opone a esa discriminación.

EN LA CASA DE LOS RATONES...

...estás seguro
...la curiosidad es lo normal
...no da ningún miedo
...nos cuidamos los unos a los otros

UNA EMPRESA FAMILIAR

Desde entonces, Karina ya no trabaja sola en La Casa de los Ratones. Le ayudan sus cuatro hijos, cada uno con su función dentro de la empresa familiar. ¿Quiere saber más?

Sigue leyendo aquí >