Compra directamente a los creadores | Siempre envío gratis | Miniatura gratis con pedidos de €20 o más

Pequeña puerta de ratón
Pequeña puerta de ratón
Pequeña puerta de ratón
Pequeña puerta de ratón
Pequeña puerta de ratón
Pequeña puerta de ratón
Pequeña puerta de ratón
Pequeña puerta de ratón
Pequeña puerta de ratón
Pequeña puerta de ratón
Pequeña puerta de ratón
Pequeña puerta de ratón
Pequeña puerta de ratón
Pequeña puerta de ratón

Pequeña puerta de ratón

€14,99

¿Sabes dónde está la entrada a la Casa de los Ratones? ¡En tu dormitorio! Los niños podrán soñar sin parar así sobre el mundo que se esconde detrás de la pared con esta puertecita preciosa.

Pinta la puerta y utiliza las pegatinas para decorar la puerta. ¿En qué número vivirán los ratones? Pega la puerta y el buzón en el rodapié y colócalo al lado la escalera. ¡Quién sabe si los ratones recibirán correo mañana!

¿Qué contiene la caja? una puerta de madera con marco de puerta y bisagras una escalera de madera un buzón de madera (¡se abre de verdad!) hojas para recortar con correo, periódicos y cartas hoja con pegatinas para los números de la vivienda, rótulo con nombres y más escenas de La Casa de los Ratones para pegar detrás de la puerta.

Adecuado a partir de los 3 años | Medidas de la puerta: 178 x 8 x 6 mm, escalera: 113 x 42 x 9 mm, buzón: 49 x 44 x 20 mm | Material: Madera | CE | FSC

 

1:03 Libro en inglés

Valor del cliente

Customer Reviews

Based on 15 reviews
80%
(12)
0%
(0)
7%
(1)
7%
(1)
7%
(1)
R
Rebeca
Libro y puerta de lxs ratoncitxs

Hice el pedido un martes, en víspera de Reyes, y el viernes me llegó. Todo correcto. Atención y rapidez. Muy satisfecha.

I
Isabel Rodriguez Alocen
Entrañables

No hay día que no vengan a casa que lo primero que hacen es ir a saludarlos! Hasta les han traído queso..

E
Eva Romero
Económico, bonito y original.

Mis hijos pintaron y decoraron la puerta mágica del Ratoncito Pérez como ellos decidieron. Lo disfrutaron un montón y pasamos un rato divertido.
La única pega es que las pegatinas no vengan en español.
Queda precioso en el rodapié de su habitación, esperando ya ansiosos su visita.